¿Por qué fracasan las empresas? – Parte 1/3: El Emprendedor

Les comparto una charla que me invitaron a dar hace unos meses. Aquí su transcripción y algunas ideas que no entraron en el tiempo que tenía para exponer. Para hacerlo un poco mas legible, divido el post en tres partes, todas con un alto de grado de importancia, tratando los principales factores por los cuales las empresas fracasan: el emprendedor, la idea y los socios.

Argentina es uno de los países con mayores niveles de emprendedurismo a nivel mundial, pero lo que los números no dicen que 9 de cada 10 empresas argentinas ya no existen al primer año, y solo el 3% pasa los 3 años. Sin embargo hace años que escucho a todo el mundo hablar de lo que se debe hacer para triunfar.

Me he cansado de leer libros y artículos que hablan de lo que se necesita para ser un emprendedor, como hacer un canvas, como hacer un balance, los secretos de Steve Jobs, las 12 reglas de tal y etc etc etc. Pero son casi inexistentes los libros que hablen de por qué fracasan las empresas y al parecer, al menos estadísticamente, tenemos para hacer dulce.

Hace poco leí un libro que trataba sobre los Factores claves del éxito, y creo que ya todos nos mienten un poco. Si todo fuera tan fácil no fracasaría tanta gente.

Buscando en Internet, encontré a Fernando Trías de Bes, un autor que si habla de los factores clave del fracaso, y es lo que hoy me gustaría compartir con Uds.

¡Ojo! No es mi intención desmotivar a nadie, quienes decidan emprender luego de conocer todo esto, creo tendrán más herramientas, ya que sabrán al menos con lo que tendrán que luchar.

En mi corto camino como emprendedor he podido charlar con mucha gente y, por mi personalidad, muchas veces he contestado o dicho cosas que los emprendedores no querían escuchar y bueno, de ahí empieza esto de hablar un poco de por qué fracasan los emprendimientos.

Acá hago una aclaración grande, cualquiera puede saltear cualquiera de estos factores, no es que si les pasa algo de lo que voy a decir están condenados al fracaso, pero mi idea es que al menos sean conscientes de que estos problemas existen y que tendrán que sortearlos.

Separo en tres grandes ejes los temas:

El emprendedor

Emprender con motivo, pero sin una motivacion

Mucha gente emprende porque

  • Estándesocupado y quiere salir adelante
  • Odian al jefe o a la empresa donde están
  • No quieren depender de un jefe
  • Desean compatibilizar la vida personal con la profesional
  • Quieren tener mas libertad horaria o decidir cuando tendrá vacaciones
  • Desean demostrar algo más a si mismo, a los padres o a alguien mas
  • Quieren hacerse rico
  • Desean desarrollar su región
  • Quieren dedicarse a algo que le gusta y la única forma de hacerlo es emprendiendo

Esta gente fracasa normalmente. Existen excepciones, no lo dudo, pero veo mucha gente con estos motivos y creo que son mas una situación de la que quieren salir y no el motor que los impulsará a lo largo del camino. Pero, el motivo es irrelevante mientras haya motivación.

La idea de un negocio, no es un motivo. No la tengan en cuenta para tomar su decisión. Escucho frases como: «Esto está buenísimo!» «Con esto seguro la pego, etc». ¡NO!

Además de la idea, cualquier otro motivo para emprender, entendido como detonante, es irrelevante. Lo importante es la motivación, es decir, si estamos suficientemente ilusionados con el hecho de emprender.

No tener carácter de emprendedor. No ser un luchador

El segundo punto a comentarles es la diferencia entre emprendedores y gente que no lo es.

Mucha gente que cree que montar una empresa es firmar los papeles para crear una SA, SRL o sacar el monotributo. Otra que piensa que porque tiene una idea ya es emprendedor, o porque quiere poner una franquicia. Se aferran solo a esa idea.

El «verdadero» emprendedor o lo que yo catalogo como tal, es aquel a quien lo incierto le procura cierto placer.

Emprender es una forma de vida y una forma de encarar el mundo. Aceptar la incertidumbre como el principal de los ingredientes. Aún más, la verdadera y única causa de que la acción emprendedora tenga sentido es la propia incertidumbre. Algo que defino como caminar por el sólo placer de caminar.

Hay gente que prefiere la rutina o la seguridad. La mayoría de las veces esto no se consigue, y si uno no puede soportarlo, difícilmente pueda salir airoso de un emprendimiento.

Creo que ser emprendedor no es cuestión de conocimientos, sino de carácter. No fracasan las ideas, fracasan las personas. No fracasan los negocios, sino que son las ilusiones las que se dejan vencer por la falta de cintura, imaginación y flexibilidad para afrontar imprevistos.

También hay que diferenciarse de los suicidas, aquellos que saltan hacia nuevos desafíos sin medir las consecuencias ni examinar el terreno. Para emprender uno debe saber hasta donde quiere y puede sacrificar, y no dejar de medir los riesgos, ya que la mayoría de las veces fracasaremos.

La vida del emprendedor no es una vida que permita equilibrar vida personal y profesional. Es un contrato laboral de 24 horas al días, los 365 días al año, por eso es importante contar con el apoyo familiar absoluto e incondicional, o tener feeling en la cama. Sin esto será muy difícil, ya que trasladaran todos los problemas a sus reuniones familiares, charlas en la cama y fines de semana.

La diferencia entre empresario y emprendedor. Al primero le gusta crear, el segundo sabe gestionar y hacer crecer el negocio (y disfruta de ello). Si son solo emprendedores, como mi caso, prepárense para abandonar a tiempo su negocio.

No vivir como empresario rico a la primera de cambio. Mucha gente hace depender el negocio de las necesidades familiares o de las ambiciones materiales  Quieren que la empresa el primer año les compre el auto o quieren tener ingresos de 20.000 mensuales y centran todo en conseguirlo, descuidando otros factores.

Por último, elijan un sector sobre el que tengan conocimiento, o que les atraiga. O elijan productos que le encanten. Si no tienen algo de esto, la desmotivación que pueden sentir en el mediano plazo será muy grande.

Para seguir leyendo los motivos, pueden hacerlo aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario