Siguiendo del post anterior, continúo con las razones por las que considero que normalmente las empresas fracasan, en este caso:

Los socios

Contar con socios cuando puede prescindirse de ellos

Es como decir, antes solo que bien acompañado. Los emprendedores suelen asociarse siempre las primeras veces que emprenden, pero la mayoría de los que ya tienen varios emprendimientos, no se asociarían a menos de ser extremadamente necesario.

En este tiempo  les pregunté a muchos por qué se asocian y me respondieron diversidad de motivos, pero yo creo que por sobre todo es el miedo. Miedo a que las cosas vayan mal, a no tener en quien apoyarse, miedo a no ser capaz de hacerlo todo, miedo a cometer errores, miedo en definitiva a estar solo.

Creo que el mejor consejo que yo hubiera querido tener, es alguien que me hubiera dicho lo siguiente:

  • Si están pensando en tener socios porque necesitan dinero, hablen con un banco, con el estado, familiares o amigos
  • Si están pensando en tener socios porque no llegan a todo, contraten una persona
  • Si están pensando en tener socios porque hay un área que no dominan, subcontraten un servicio o persona
  • Si están pensando en tener socios porque necesitan comentar ciertas cosas, contraten un coach, asesor, o alguien que les sea padrino.
  • Si están pensando en tener socios porque tienen miedo, hagan deporte 🙂

Puede parecer raro, pero el deporte ayuda a generar una disciplina. El primer día que salgan a correr o a jugar un partido, sentirán que el cuerpo no está preparado para eso. El segundo día será igual y el tercero les dolerá todo. Pero si se mantienen activos, si siguen insistiendo, notarán como su organismo se va fortaleciendo, aumentará su resistencia y mejorarán con el correr del tiempo. Se darán cuenta que todo lo que se realice ordenada, sistemática, y perseverantemente da sus resultados; lo mismo ocurre con emprender.

Volviendo al tema, un socio es algo muy serio, es como tomar un prestamos a una taza del 50% anual. Si creen que tener un socio es gratis mientras el resto de las cosas no, sepan que eso es una mentira, ¡es lo mas caro de todo!

Cuando un socio, que ayer estaba enamorado de la idea, hoy les plantea que no la ve tan claro, se genera un momento en donde deben decidir por comprarle su parte o dividir todo lo que teníamos, y eso, es algo que sucede muy a menudo. Así que antes de elegir su socio, piensen, no siempre el mejor amigo es el mejor socio. Esto me da pie al siguiente punto:

Escoger socios sin definir criterios de elección relevantes.

Deben comprender por qué se asocian. Qué les da el otro que ustedes no tienen ni pueden gestionar. Si uno debe si o si asociarse (normalmente con socios capitalistas) deben preguntarnos entonces: ¿Se meterían con su socio en un submarino para dar la vuelta al mundo? Algo muy trillado quizás, pero obliga a reflexionar sobre algunos puntos

  • Los valores del socio.
  • Su complementariedad (que tenga lo que ustedes carecen)
  • Que aporte real valor al emprendimiento.

Si esa persona cumple con todos los requisitos, habrán encontrado un buen compañero para andar.

Ir a partes iguales cuando no todo el mundo aporta lo mismo

La mayoría de las veces, si son dos socios, la división de la empresa es 50 y 50. Si son 3, tres partes iguales.

¡No inventen cosas raras a la hora de decidir el porcentaje de cada socio! El dinero, activos y bienes que se entregan a la empresa deben valorarse por su precio justo y se convierten en acciones o porcentajes de participación. Si uno aporta el local y oficina, eso tiene un valor de alquiler, si alguien aporta horas de trabajo se mide en sueldos. ¿O creemos que alguien va a trabajar gratis de manera indefinida? Se tiene que dejar claro cuánto cobraría un empleado por eso, y si van a partes iguales, dejar bien en claro que debe trabajar «gratis» pero solo hasta cumplir con el monto que se designe como el valor que se haya acordado.

Algo muy importante a tener en cuenta al momento de comenzar, es que es mejor pactar como se van a separar cuando aún son amigos. He visto grandes amistades quebrarse por pocos pesos.

Se tiene que tener en cuenta:

  • Dinero
  • Activos
  • Trabajo
  • Clientes
  • Inventos

Por último, hablar sobre las peleas entre los socios, esto es una de las cosas mas comunes que suele aparecer cuando hay problemas de comunicación o falta de confianza. Algo a saber es que las diferencias entre los socios siempre aparecerán en algún momento.

Entre las razones de ruptura con los socios, las mas frecuentes son:

  • Suelen guardar relación con (la percepción de) cuanto negocio, clientes, o esfuerzo aporta uno respecto del otro.
  • La peor fuente de diferencias son la desconfianza en cuanto a fidelidad.
  • Otra causas tienen que ver con el estilo o incluso la apariencia que se le quiere dar al negocio
  • La diferencia mas común es la modificación de objetivos y deseos vitales que se producen en una persona a medida que pasa el tiempo.

Con todo lo comentado, he tratado de resumir los puntos críticos por los cuales todo emprendimiento puede desmoronarse. Vuelvo a repetir como al inicio, que la intención de todo esto no es desmotivar a los emprendedores, sino todo lo contrario, que los verdaderos emprendedores se descubran y se lancen a la aventura con mejores herramientas y previsiones.

Ahora si, espero me cuenten las experiencias que tuvieron ustedes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta